Visitar Lisboa en un fin de semana, es uno de los planes más comunes por los españoles, pero también uno de los planes más deseados por los europeos, porque Lisboa es sin duda, la ciudad perfecta para un fin de semana; por su historia, cultura, clima y gastronomía.

Colorida, relajada e increíblemente genial, Lisboa podría clasificarse como una de las principales ciudades de Europa para visitar. Lisboa es la ciudad perfecta para una escapada de fin de semana. Hoy os reunimos todo esto en un itinerario perfecto de 3 días en Lisboa para disfrutar de un largo fin de semana, empezamos con un recorrido por Lisboa en un Fin de Semana.

DÍA 1 – TRANVÍAS, CASTILLOS Y EL BARRIO DE ALFAMA

Si tienes un vuelo o una llega temprana a Lisboa, digamos que para llegar alrededor de la hora del almuerzo. Deje sus maletas en su hotel, tome su cámara y vamos a comenzar de la manera más tradicional, esto es, tomando un Pasteis de Nata y un café.

Posteriormente es bueno que tengas una idea de cómo funciona el transporte público en Lisboa y tengas bien ubicadas las rutas, principalmente de tranvías, con las que desplazarte por Lisboa para visitar algunos de los principales lugares de interés de Lisboa.

Para empezar vamos a ir hasta Portas do Sol, que es una popular parada de tranvía y la más cercana al Castillo de São Jorge.

Tras explorar las ruinas del castillo, vamos a caminar un poco y así quemar algo de esas calorías (delicionas, todo hay que decirlo, de esos Pasteis de Nata), tras un agradable paseo llegamos hasta uno de los mejores miradouros (miradores) de la ciudad.

Miradouro de Nossa Senhora do Monte es uno de los miradores más altos de Lisboa y ofrece una vista increíble de la ciudad mirando hacia el río Tajo, el Puente del 25 de Abril y el Castillo. Desde aquí te harás una idea del diseño de la capital portuguesa. Desde el mirador, vamos a regresar caminando por el barrio de Alfama, el distrito más antiguo de Lisboa, sin duda, el lugar perfecto para perderse en un laberinto de empedradas y estrechas callejuelas. Además, es un lugar increíble para disfrutar del arte callejero ya que las fachadas de azulejos, los pintorescos bares y cafés, harán que estés tirando fotografías sin parar.

Cuando comience a caer la tarde, recomiendo totalmente quedarse a cenar por el barrio de Alfama, si puede ser, en alguno de los restaurantes con un espectáculo de fado en vivo. Si es viernes o sábado y quieres extender la noche, entonces es tu momento para ir al Barrio Alto.

DÍA 2 – BELEM Y BAIXA

Aunque habrás tenido el Barrio de Belem en tu cabeza incluso antes de llegar a Lisboa, hemos preferido esperar al segundo día para visitar la hermosa Belem. Hay mucho que ver en Belem y seguramente pasarás la mayor parte del día por aquí. Comienza nuestro segundo día descubriendo Lisboa en un Fin de Semana.

Lo ideal es comenzar en el Monasterio de los Jerónimos. Si quieres evitar las largas colas de turistas, reserva tus entradas con antelación de manera online. Cuando hayas terminado tu visita al monasterio, sal y gira a la izquierda y sigue caminando hasta llegar a la mundialmente conocida panadería «Pastéis de Belém«. Creo que será inevitable que salgas sin haber comprado algunos Pasteis de Nata para más tarde. Hay muchos cafés y pequeños restaurantes cerca de la panadería en el que podrás descansar.

La siguiente parada de este segundo día es el ultramoderno Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología (MAAT), que se encuentra frente a la famosa panadería «Pastéis de Belém«. El tiempo a invertir aquí depende de si te gusta ese tipo de cosas o simplemente quieres disfrutar del edificio en sí y subir la escalera exterior hacia el curvo techo para disfrutar de las vistas del río Tajo.

Cuando hayas terminado de maravillarte con MAAT, camina por la orilla del río hacia el monasterio y el Monumento a los Descubrimientos. El monumento celebra la era portuguesa de los descubrimientos en los siglos XV y XVI con exploradores como Enrique el Navegante. En el interior hay un pequeño museo y una plataforma de observación con fabulosas vistas del Ponte 25 de Abril, el puente colgante que se parece al puente Golden Gate de San Francisco.

Otro paseo de 15 minutos te llevará a la Torre de Belem. Hace mucho tiempo, la torre estuvo en el centro del estuario del Tajo para proteger a la ciudad de posibles ataques, pero las aguas se movieron y ahora se encuentra a orillas del río Tajo. La bonita y pequeña torre tiene preciosos relieves y hoy en día es el símbolo de Lisboa.

Tras ésta visita debería ser la hora de comer, vamos a dirigirnos de regreso al distrito Baixa de Lisboa y a la plaza Rossio en el tranvía 15E.

La Baixa está formada por amplias avenidas, plazas y grandes edificios que se construyeron como parte de la reconstrucción del barrio tras el terremoto de 1755. Lo ideal es comenzar a explorar en la hermosa plaza Rossio (Praça Dom Pedro IV), donde encontrarás algunos alucinantes mosaicos. Es típico en el barrio probar el Ginjia, el licor de cereza del tradicional bar Ginjinha, donde además vas a quedarte fascinado cuando veas la ornamentada estación de Rossio antes de dirigirte hacia el río por la calle Rua Aurea.

A su derecha encontrará el imponente ascensor neogótico de Santa Justa, por el que debe subir hasta la cima de la colina más empinada de Lisboa, hay que comprar un ticket para su uso. Al salir del ascensor encontrarás las ruinas del Convento Carmo que fue destruido en el terremoto, hay una pequeña plaza que es un buen lugar para tomar algo y descansar

Posteriormente y para seguir la ruta, vamos a bajar la colina y regresar a Rua Aurea y continuar hacia Praça do Comércio, el centro comercial histórico y la plaza más grandiosa de Lisboa. Deberías disfrutar de algunas vistas del atardecer desde lo alto del Arco de Augusta.

DÍA 3 – EXCURSIONES DESDE LISBOA

Si tienes tiempo o has decidido estirar tu fin de semana en Lisboa, recomiendo totalmente salir y hacer alguna de las excursiones desde Lisboa en el día. Hay varias opciones, pero entre todas yo apostaría por Sintra y en especial por el Palacio Dapena.

CÓMO LLEGAR A LISBOA

  • Desde el Aeropuerto

Si has llegado en avión a Lisboa reservando el vuelo en webs de reservas de vuelos baratos como es OMIO, debes saber que el aeropuerto de Lisboa está a unos 7 kilómetros del centro de Lisboa. Para llegar puedes reservar tu ticket a través de la web de OMIO para el Aerobus, operado por Carris, el cuál tiene dos rutas al centro de la ciudad. Los autobuses salen justo enfrente de la sala de llegadas a diario entre las 7:30 am y las 11 pm.

Por otro lado, un abono de Aerobús de 24 horas cuesta 6€. También puedes llegar al centro de la ciudad en tren directo desde el aeropuerto (con un cambio) en menos de media hora. Uber también opera en Lisboa.

Recomendamos visitar la web OMIO para reservar transportes por Europa AQUÍ.

  • Llegar en coche a Lisboa

Lisboa está muy bien comunicado por autopistas tanto dentro de Portugal como enlazando con las autopistas españolas por el norte, el sur y el este.

Ten en cuenta que muchas carreteras en Portugal son de peaje en su mayoría.

Aparcar en Lisboa, depende del barrio, recomiendo encarecidamente dejar el coche en un aparcamiento, bien público o en el propio hotel y moverse en transporte público. Ahorrarás tiempo.

MOVERSE POR LISBOA

La mejor y más barata manera de moverse por Lisboa es en tranvía o metro. Puedes adquirir una «Colinas Travel Card» (la tarjeta cuesta 50 céntimos) y recárgala por unos 6€ al día en estaciones de metro o quioscos. Es más caro si decides comprar/recargar en el tranvía.

Como en todas las ciudades grandes, ten cuidado con los carteristas, pero en Lisboa ten más cuidado con los tranvías. También puedes utilizar la tarjeta de transporte para acceder al Elevador de Santa Justa.

También puedes obtener una tarjeta turística de Lisboa (tiene un precio de unos 20€ por 24 horas) que incluye transporte urbano ilimitado y acceso a 23 museos y edificios históricos de Lisboa. Echa un vistazo a las atracciones a las que tienes acceso, ya que podría no compensarte obtener una tarjeta de turista a menos que vayas a muchas atracciones.

  • Cómo llegar a Belém

Para llegar a Belem, el tranvía 15 o 15E desde Praça do Comércio (plaza principal) te lleva hasta ahí. Debes ir en dirección a Algés y pasa cada 10-15 minutos.

El autobús 728 también lo llevará a Belem o el tren que sale de la estación de Cais do Sodré, que se encuentra a unos 10 minutos caminando por el paseo marítimo desde Praça do Comércio. El tren tarda unos 10 minutos.

Ahora que tienes todo lo que necesitas saber para pasar un fabuloso fin de semana a Lisboa. Mejor conseguir esos ansiados vuelos y comenzar a soñar.

¿Hay algo más que creas que debería estar en el itinerario para Lisboa en un Fin de Semana?

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.